domingo, 30 de noviembre de 2008

Los Faros del Fin del Mundo

Espectacular vídeo sobre los faros costeros de la Bretaña francesa

video

Ahora estarán automatizados (supongo)... pero cuando no lo estaban... ¡menuda vida la de los fareros!

Saludos cordiales

sábado, 8 de noviembre de 2008

65 horas


Por fin lo consiguieron, me refiero a los empresarios. Por fin consiguieron camelarse a los politicuchos de tres al cuarto que tenemos en Europa y los han convencido para que en la Unión Europea se retroceda en lugar de avanzar.

No ha sido otra cosa que nuestra cínica dejadez al respecto. Una dejadez que ha echado por tierra los años (o siglos) de sufrimiento, desigualdad y continua lucha contra la opresión laboral en todos sus términos y facetas.

Me voy a remitir a la versión española de esta lucha en la que, para aquellos que no lo sepan o no han querido saberlo, se ha derramado mucha sangre.

Miles de españoles, nuestros abuelos, bisabuelos o tatarabuelos, derramaron su sangre reivindicando unas mejores condiciones laborales, para ellos y las generaciones venideras.

Por aquel entonces, los conflictos laborales no se dirimían con extensas reuniones entre la patronal y los representantes sindicales o laborales, se dirimían a hostias o a tiros. Unas hostias que siempre recibían los mismos y tiros cuyas balas eran paradas por un trabajador, ya fuese este, mujer, hombre, niña o niño. En Asturias, por ejemplo, una "rebelión" de su cuenca minera fue erradicada a cañonazos.

Después de tantos años de lucha, reivindicaciones, conflictos y huelgas, a nosotros nos ha tocado "disfrutar" de los avances conseguidos por nuestros predecesores.

Una cosa es disfrutar de aquellos avances y otra es, disfrutar de aquellos avances y seguir en la brecha para mejorar nuestras condiciones laborales ya existentes y conseguir otras mejoras. Con esto no quiero decir que trabajemos menos, pero si mejor.

Pues bien, nos hemos dedicado a disfrutar de los logros de nuestros predecesores y hemos dejado desguarnecida nuestra retaguardia. Abreviando, nos hemos dedicado a vivir de puta madre y nos hemos olvidado por completo de los Ogros.

Nuestras metas se han convertido en metas meramente materialistas, móvil de última generación, jom cinema, deuvede, pley esteison, Visa para gastar lo que no tenemos... en dos palabras... que nos tienen, los Ogros, bien agarrados por los huevos.

Tan bien agarrados nos tienen que nos quieren subir la semana laboral a 65 horas. Por el momento, esta "ley" está aprobada por el Parlamento Europeo a expensas de que cada País miembro adopte las medidas oportunas.

Si no brutos, algo estúpidos y cínicos estamos siendo, creo yo.


Saludos Cordiales