sábado, 14 de agosto de 2010

Armas de Destrucción Masiva


Pues no, no voy a hablar sobre las Armas de Destrucción Masiva a las que se refiere el "Pinocho" del vídeo.

En la actualidad las Armas de Destrucción Masiva que más miedo me dan y que realmente vemos y sufrimos, son precisamente aquellas que los que se idearon el asalto a Irak usan continuamente contra nosotros.
Armas de destrucción Masiva que usan para coartar nuestros derechos, para amedrentarnos y mantenernos bajo sus yugos.

Crean una excelentemente orquestada alarma mundial sobre la Gripe A, millones de vacunas son compradas por los gobiernos ante el temor de esa temida pandemia (de las de verdad) que nunca llega. Mientras tanto un tal Rumsfeld se frota las manos con los beneficios obtenidos en la venta del Tamiflu, esa vacuna que NO curaba la Gripe A.

En la actualidad los gobiernos se plantean destruir gran parte de esas vacunas que compraron para proteger a sus ciudadanos.

Tres campañas comerciales (asustando al mundo) con tremendos beneficios económicos para las farmacéuticas, la Gripe Porcina, la Gripe Aviar y la Gripe A (H1N1).
Miedito me da con lo que nos vayan a salir este invierno... o el próximo (para no levantar sospechas)

¿Es este mercantilismo un Arma de Destrucción Masiva?... para mi, si lo es.

Esos mismos señores que se han forrado a costa nuestra, nos han arrojado otra Arma de Destrucción Masiva.

Toda una millonada mundial procedente de las arcas de los estados han ido a parar a los bolsillos de esos "pobres empresarios" que se encontraban financieramente en declive. En cuanto les llego el dinerito fresco, se subieron sueldos, se regalaron lujosísimas jornadas antiestres, repartieron beneficios con sus altos cargos para mantenerles la boquita cerrada y con lo que les quedó, disimularon el saneamiento de sus empresas.
Aún, salvo contadísimas excepciones, no he visto noticia alguna sobre empresarios encarcelados por llevar a la quiebra sus empresas, siguen "folgando" a sus anchas... y no solo eso... siguen llevandose el dinero a espuertas.
¿Entonces, quien sufre realmente la crisis que ellos han creado?... ¡¡¡claaaaro!!!... nosotros, ¿quien si no?.

¿Es esta especulación un Arma de Destrucción Masiva?... para mi, si lo es.


No me olvido que nosotros mismos somos Armas de Destrucción Masiva. Para vivir lo bien que vivimos, tres cuartas partes de la humanidad vive en condiciones pésimas.

Gracias a nuestros teléfonos móviles fueron y son masacrados ciudadanos africanos.
Gracias a nuestros estupendos ordenadores, millones de personas trabajan en condiciones de esclavitud para extraer ciertos minerales.
La opulencia de nuestros mercados de alimentos contrasta con el "nada" en otros países. Derrochamos millones de litros de agua, ni gota para ellos.
Millones de vacunas a la basura, la malaria sigue heciendoles estragos.
No nos falta de nada, claro está que a costa de las carencias de ellos.

¿Es esta opulencia un Arma de Destrucción Masiva?... para mi, si lo es.



Saludos Cordiales