domingo, 6 de enero de 2008

Enfermiza Añoranza

Llevo algo más de cuatro meses sin verlo, sin sentirla, sin tocarlo, sin vivirla y esta serie de carencias me amilanan, noto demasiado su ausencia.

Demasiados años viéndola a menudo, saboreándole, adentrándome en ella, teniéndole cerca, disfrutándola en su hermosa presencia.

La distancia que me separa de él, se multiplica con el paso del tiempo. Me desgarra los sentidos no saber nada de ella.

Demasiado tiempo sin sentir el susurro de tu voz en mis oídos, querido mio.



Demasiado tiempo sin sentir tus caricias sobre mi piel, querida mía