lunes, 25 de junio de 2007

No podíamos conducir por él, que pena

No podíamos conducir por el, así que, pasó lo que pasó. Una verdadera lástima.