martes, 14 de agosto de 2007

Por Rojo y pornógrafo

Francisco González Ledesma, presentó en 1.948 su novela titulada "Sombras viejas", al certamen del Premio Internacional de Novela, creado por el editor José Janés, y salió ganador. Pero esa novela nunca llegó a ser publicada, pues para las perversas mentes de la censura española, el autor era un Rojo y un pornógrafo. La novela narra la historia de amor entre Enrique Moriel, preceptor de Nora, la hija del acaudalado Ismael Leonardo, y Paulina, señorita de compañía empleada en la misma familia.

Fueron tantas las trabas que fueron impuestas a aquel escritor de 21 años, que en los años 50 dedicó su vida a la abogacía, al periodismo (llegó a ser redactor jefe de La Vanguardia) y a escribir, en Editorial Bruguera, novelas y guiones de tebeos del Oeste, bajo el seudónimo de Silver Kane (al más puro estilo Marcial LafuenteEstefanía), novelas de terror, ciencia ficción y policíacas. Llegó a publicar más de 400.

Seguro que yo he leído alguna de ellas, me fueron de gran utilidad en las interminables horas muertas que tenia, un joven, en la Puta Mili. Eran novelas cortas y llenas de acción y aventuras, justo lo que yo necesitaba para evadirme de aquella puñetera jaula en la que me veía encerrado. Era lo único decente que se podía encontrar en la "biblioteca" del cuartel en el que estaba.

Pero no solo "Sombras viejas" fue prohibida por los cerriles censores franquistas, "Los Napoleones", "Las calles de nuestros padres" y "Expediente Barcelona", no pudieron ser publicadas hasta la llegada de la democracia. Ganó el Premio Planeta, por "Crónica Sentimental en rojo", en 1.984 y su última novela "La ciudad sin tiempo" la ha publicado bajo el pseudónimo de Enrique Moriel.

Y ahora, tantísimos años después, este Rojo y pornógrafo escritor va a poder ver su "Sombras viejas" en los escaparates de las librerías nacionales, ya que Editorial Destino la va a publicar. Felicidades señor.