martes, 21 de agosto de 2007

Síndromes

Pasaron los felices días de asueto y llegaron los días de "apencar".

Después de mes y medio de vacaciones y uno, largo, de vacaciones forzosas (después de casi cinco años sin ellas no está nada mal), en los que he podido disfrutar del mar, en varias ocasiones, y en el que me he introducido en este maravilloso mundo que es la Bloggesfera, no me queda más (como a todos) que apencar y volver a lo cotidiano, o sea, al curro.

En mi segundo día de trabajo, en un pequeño reposo tras la comida, me he descubierto pensando en vosotros, los que me leéis y en los que os leo, y pensando en que mis entradas se reducirían en número, dejándolo todo para el fin de semana.

Esto, señores mios, son dos síndromes, el síndrome post-bloggeradicto y el síndrome post-"post". Si a estos síndromes les sumo, el post-vacacional y el pre-laboral, llego a la conclusión de que estoy cargadito de síndromes.

No se cómo me las voy a apañar estas primeras semanas de trabajo pero, por lo menos, reconozco mi adicción, que ya es un paso adelante.

Hola, me llamo Ray y soy bloggeradicto

Saludos cordiales