sábado, 25 de agosto de 2007

Nacionalismos y nacionalistas

¡Nacionalistas!. Cuantas veces habré oído esta palabra, dicha en tono despectivo, en bocas amigas, conocidas o desconocidas. Cuando oigo decir esa palabra de tal forma, pienso siempre en una persona que tacha de ser nacionalista, a una Comunidad Autónoma por ejemplo, cuando esa persona está siendo tan nacionalista como los que está criticando. Cuando les hago hincapié en ello, se desmarcan diciéndome, por ejemplo, "yo no soy nacionalista, yo soy español"(???)

No suelo, actualmente, meterme en muchos berenjenales de este tipo, y menos cuando mis contertulios no son conocidos. Pero sí lo hago, cuando usan la nacionalidad como arma arrojadiza. Cuando oigo decir "Aquel que defiende que unos quieran tener su propio idioma, no son españoles", "tu no eres español, ni eres nada", solo entonces, despierta mi monstruo nacionalista y reprocho, a aquel que lo haya dicho, su actitud egoísta por excluir de su perfil de país, a todo aquel que no piense como él. No aguanto que unos cuantos, se quieran apoderar del sentimiento de ser español y de su bandera y convertir su ideología en una cruzada contra los "enemigos de España".

Entender que una Comunidad quiera tener su propia identidad como pueblo, es para muchos harto complicado, si no imposible. Para ellos Autonomía es sinónimo de separatismo.

A mi entender es perfectamente compatible lo uno con lo otro, es más, rizando el rizo, sería perfectamente aceptable que en todos lo colegios o institutos nacionales, se impartiesen clases de los idiomas de esas Comunidades, con la libertad de los alumnos de asistir o no a esas clases.

No me olvido de aquellos que pretenden ser, según conveniencia o convicción, más o menos independentistas. Por más que se empeñen pertenecen, democráticamente elegido por ellos, al conjunto del Estado por lo que huelga decir que también son españoles. Un ejemplo claro, si el PNV, CIU, BNG o cualquiera de los partidos nacionalistas ganase las elecciones generales, tendría que formar un gobierno del Estado español y su presidente sería el presidente del gobierno español y no del país o Comunidad Autónoma. Con lo que sus actuaciones serían para el Estado al que pertenece, y no para la Comunidad Autónoma.