miércoles, 5 de diciembre de 2007

El cazador cazado

Me remito a publicar una "pequeña" noticia aparecida en la revista mensual "Personal Computer & Internet":

La SGAE se ha topado con la horma de su zapato, y es ahora ella el objeto de un expediente por la violación de la ley de protección de datos.
El motivo: grabar una boda sin autorización para demostrar que se violaban los derechos de autor. La aportación de esta prueba en el tribunal fue denegada. Pero le ha supuesto verse inmersa en un proceso que puede acarrearle una multa de hasta más de 300.000 €.


Una agradable noticia, se la dedico a Jmpasrgc