sábado, 14 de julio de 2007

Y al séptimo... no descansó

Mi Génesis


Día Primero
: Dijo Una Ser Superiora: Haya luz, y hubo luz. Una Ser Superiora vio que la luz era buena y la separó de las tinieblas. Y Una Ser Superiora llamó a la luz Día y a las tinieblas Noche.

Día Segundo: Creó los cielos.

Día Tercero: Una Ser Superiora creó la tierra y los mares y creó asimismo los pastos, árboles frutales, etc.

Día Cuarto: Dijo Una Ser Superiora: Haya lámparas en el cielo que separen el día de la noche. Sirvan de signos para distinguir tanto las estaciones como los días y los años. Y que brillen en el firmamento para iluminar la tierra Y así fue.
Hizo pues, Una Ser Superiora, dos grandes lámparas, una grande para presidir el día y otra chica para presidir la noche; también hizo las estrellas.

Día Quinto: Dijo Una Ser Superiora: llénen se las aguas de seres vivientes y revoloteen aves sobre la tierra y bajo el firmamento vio que todo estaba bien y Una Ser Superiora los bendijo y dijo crezcan, multiplíquen se y llenen las aguas del mar, y multiplíquen se asimismo las aves en la tierra

Día Sexto: Dijo Una Ser Superiora: Produzca la tierra animales, de diferentes especies, bestias reptiles y animales salvajes Y así fue.

Una Ser Superiora dijo: Hagamos al hombre. Que crea que manda sobre los peces del mar y las aves del cielo, sobre las bestias, las fieras salvajes y los reptiles que se arrastran por el suelo. Y Una Ser Superiora creó al hombre

Una Ser Superiora observó al hombre y vio que algo no iba bien, vio que era vanidoso, egoista, sanguinario, torpe... Una Ser Superiora se dio cuenta que el hombre necesitaba algo que le enseñase a recorrer con sensatez su camino y vio con tristeza que el hombre solo, no era nada.

Necesito crear algo que me llene de orgullo, algo que aún sufriendo tenga la capacidad de amar, algo que represente el culmen de mi creación, algo que sea a mi imagen y semejanza.

Día séptimo: Y Una Ser Superiora creo a la mujer.

Viendo a la mujer Una Ser Superiora dijo: A ti, por ser como YO te encomiendo la labor más ardua. Tendrás que soportar vejaciones, maltratos y violaciones. Estarás siempre en plano inferior, no tendrás ni voz ni voto. Pasarán milenios y seguirás siendo ultrajada. Pero siempre sabrás en tu interior que el Universo será tuyo, que la fuerza será tuya, que la capacidad de amar y perdonar serán tuyas. Tu serás lo mejor de mi creación.

Día Octavo: Una Ser Superiora descansó